La crisis en España sitúa a la mujer madre trabajadora al borde de la exclusión laboral y social

Coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, Fundación Madrina presenta el Estudio ““Mobbing Maternal Laboral” en España.

Descárgate el Informe sobre Mobbing Maternal

Para atender los casos de necesidad e información que reclamen las madres trabajadoras en dificultad, la Fundación ha creado un servicio web y telefónico que se puede acceder 24h, www.mobbingmaternal.org o www.madrina.org/ayuda y 902 323 329. Desea crear una red de abogados y psicólogos voluntarios, a nivel nacional, que atiendan estos casos especializados de mobbing maternal laboral.

La Fundación propone medidas de apoyo a la maternidad. Entre ellas, una Ley integral de apoyo a la mujer madre trabajadora y un salario base maternal, solicitando que el trabajo doméstico -como consecuencia del cuidado de hijos menores dependientes- sea considerado un trabajo con derecho a cotización, prestación social y de pensiones.

Para evitar la exclusión y la diferencia de trato laboral, se pide igualmente, la creación de un gran pacto social de apoyo a la mujer madre trabajadora, y la creación de un Fondo Social de ayuda a la misma, que salga de impuestos directos sobre “commodities” – como gasolinas- y actividad económica – IVA-.

Madrid, 8 de marzo de 2011.- La Fundación Madrina define el “Mobbing Maternal Laboral” como la violencia o acoso que sufre la mujer por el hecho de ser madre, especialmente en su entorno laboral, si bien la mujer sufre violencia o efectos negativos y colaterales igualmente en el entorno personal y familiar, incluso social y administrativo.

El estudio “Mobbing maternal laboral” en España valora la crisis en España y confirma un agravamiento de la situación social y laboral de la joven madre trabajadora y desempleada, especialmente embarazada o con menores a su cargo hasta 3 años, poniéndola al borde de la exclusión social.

Durante 2010 se han duplicado el número de contactos vía email y llamadas recibidas en Fundación Madrina.

La principal demanda es información sobre las consecuencias y posibilidades de perder un empleo al estar embarazada, si lo deben comunicar a la empresa, o bien demandan información sobre qué hacer en el caso de que la empresa haya emprendido actuaciones para que ella se marche. Igualmente, se piden ayudas porque ya se ven en la calle o bien claramente ven que no las van a renovar el contrato por su embarazo. El grado de abandono ante esta situación de presión o “mobbing” es mayor que en el hombre. En Pymes, por los escasos recursos y nula conciliación, y en la gran empresa por las reorganizaciones, Eres y convenios rígidos, es donde crece en mayor medida la exclusión de la mujer madre del mundo laboral.

La falta de ofertas de empleo, el nivel de capacitación de la mujer madre trabajadora objeto del estudio y la reducción de la adecuación demanda-oferta de empleo, genera que cada hora, en España, 9 mujeres madres trabajadoras se encuentren en situación de dificultad, convirtiendo su maternidad en un factor de exclusión laboral y social, incluso. Esta situación es especialmente grave en España, ya que está generando un espiral de exclusión social y laboral de la mujer madre trabajadora. Las consecuencias pueden ser: a) la falta o pérdida de empleo, abandono del mercado laboral en un 60%; b) la escasez de medios económicos; c) problemas para afrontar pagos; d) posible desestructuración familiar.

El perfil de la mujer objeto del estudio, que sufre MML y exclusión laboral, es: embarazada o con un menor inferior al año, tiene entre 25 y 35 años, con cualificación media, media-baja y aunque la mayoría es española, la regularización y la crisis está haciendo crecer ostensiblemente la mujer afectada por MML con origen inmigrante – latinoamericano y de países del este de Europa-.

El 90% de los casos de MML nunca llega a juicio motivado por el abandono anticipado del mercado laboral de la mujer madre trabajadora y la temporalidad de los contratos -en un 80%-. La mujer suele estar contratada temporalmente en Pymes. Últimamente, se percibe un crecimiento de los casos de despido y readmisión por improcedencia reiterada de hasta 3 veces, generando un proceso de acoso hasta conseguir la baja voluntaria. En esta “mala praxis laboral” se observa la ampliación del círculo de presión hacia la pareja si trabaja en la misma empresa. La hostelería y distribución aumentan los MML’s en el 2010, por la crisis. Madrid, Cataluña y Andalucía, centran los MML’s con más del 60% de los casos.

Entre las “excusas” sociales que favorecen la mala praxis laboral se encuentran: “Tu embarazo da mala imagen para la empresa” (s. automoción); “de directora a cajera: porque tus prioridades con relación a la empresa han cambiado” (s. banca); “No quiero sentar un precedente con tu baja maternal” (s. médico); “Entendemos tu problema, no te preocupes, te ayudamos a no continuar con tu embarazo” (s. maternidad); “Si continuas sabes que estás despedida” (s. hostelería); “tú eres el problema” (s. consultoría); “Ya sabes lo que tienes que hacer si quieres seguir en la empresa (s. grandes almacenes); “saben que estoy embarazada y me han situado en un área de riesgo, que hago?” (s. químico); “nos hacen controles periódicos, y la que da positivo a la calle” (s. bebidas refrescantes); “no nos dejan embarazarnos” (s. siderurgia), entre otros.

Según los resultados de las atenciones de la Fundación, el “mobbing maternal laboral” se ejerce en España en un 55% en PYMES, un 9% en la empresa pública, un 20% en grandes empresas y multinacionales.

Ante estos datos, y en el contexto de una semana tan representativa que comienza con el Día Internacional de la Mujer trabajadora, Fundación Madrina defiende que: “la Administración Pública debe aportar soluciones y alternativas de apoyo reales a las “mujeres madres” trabajadoras, ante esta situación de vulnerabilidad.”

En cuanto a las consecuencias empresariales y económicas, Fundación Madrina destaca que en España “estamos perdiendo talento femenino, porque la “mujer madre trabajadora” aporta intangibles tan valiosos a la empresa como responsabilidad, productividad, madurez, creatividad y fidelidad, entre otros”. De hecho las principales corporaciones internacionales que encabezan ranking de competitividad incorporan un mayor porcentaje de talento femenino maternal en sus órganos de dirección.
Por todo ello, Fundación Madrina propone las siguientes medidas de apoyo:

Medidas de apoyo

  1. Una Ley integral de apoyo a la mujer madre trabajadora y un salario base maternal, solicitando que el trabajo doméstico como consecuencia del cuidado de hijos menores dependientes, sea considerado un trabajo con derecho a cotización, prestación social y de pensiones.
  2. Se pide igualmente, la creación de un gran pacto social de apoyo a la mujer madre trabajadora, y la creación de un Fondo Social de ayuda a la misma, que salga de impuestos directos sobre commodities –gasolinas- y actividad económica –IVA-.
  3. La fundación cree que la familia es la Pyme importante de un país, y debe ser apoyada desde la administración y por la sociedad. Se debe invertir en formación y maternidad-familia, para generar riqueza y equilibrio macroeconómico y social y evitar desequilibrios económicos –crisis, seguridad social y pensiones-
  4. Para atender los casos de necesidad e información que reclamen las madres trabajadoras en dificultad, la Fundación ha creado un servicio web y telefónico que se puede acceder 24h, www.mobbingmaternal.org o www.madrina.org/ayuda y 902 323 329. Igualmente, se va a crear una red de abogados y psicólogos voluntarios, a nivel nacional, que atiendan estos casos especializados de mobbing maternal laboral.
  5. Asimismo,laFundaciónMadrinahapropuesto37medidasdeconciliacióny80 medidas de igualdad, todas ellas de apoyo a la mujer madre y la maternidad, en su entorno laboral, social, de salud, legal y administrativo.